JULIO CORTÁZAR


Nació en Ixelles Bélgica) el 26 de agosto de 1914. Fue un escritor, traductor e intelectual argentino nacionalizado francés. Se le considera uno de los autores más innovadores y originales de su tiempo,maestro del relato corto,la prosa poética y la narración breve en general.Creador de importantes novelas que inauguraron una nueva forma de hacer literatura en Latinoamérica, rompiendo los moldes clásicos. Vivió buena parte de su vida en París,ciudad en la que se estableció en 1951,en la que ambientó algunas de sus obras,y donde finalmente murió. En 1981 se le otorgó la ciudadanía francesa. Cortázar también vivió en Argentina,España y Suiza.


INSTRUCCIONES PARA DAR CUERDA AL RELOJ


Allá al fondo está la muerte,pero no tenga miedo.Sujete el reloj con una mano,tome con dos dedos la llave de la cuerda, remóntela suavemente.Ahora se abre otro plazo,los árboles despliegan sus hojas,las barcas corren regatas,el tiempo como un abanico se va llenando de sí mismo y de él brotan el aire,las brisas de la tierra,la sombra de una mujer, el perfume del pan. ¿Qué más quiere,qué más quiere? Átelo pronto a su muñeca,déjelo latir en libertad, imítelo anhelamente.El miedo herrumba las áncoras,cada cosa que pudo alcanzarse y fue olvidada va corroyendo las venas del reloj,gangrenando la fría sangre de sus rubíes. Y allá en el fondo está la muerte si no corremos y llegamos antes y comprendemos que ya no importa.


COMENTARIO


He elegido este texto ya que te da instrucciones para enfrentarte al miedo de la muerte.Ése miedo que todos tenemos dentro. También porque quiere que veamos la muerte muy lejos,y sólo dando cuerda a un reloj,el cuál,alarga la muerte para no tener ese miedo.Después de acabarse toda la cuerda del reloj,ya estamos preparados para enfrentarnos al miedo de la muerte.


INSTRUCCIONES PARA PEINARSE


Estas instrucciones te servirán para peinarte esas mañanas en las cuales te levantas con una maraña de pelo en la cabeza. En primer lugar, debes utilizar un cepillo adecuado a tu tipo de pelo: largo, corto, liso, rizado, etc. La cuestión es conseguir que tu mata de pelo quede totalmente sin nudos. En segundo lugar, coges con la mano que estés más acostumbrado/a a utilizar el mango del cepillo. El mango del cepillo suele tener una forma cómoda para sostenerlo con tu mano. Si lo coges al contrario, no podrás peinarte ya que el mango resbalaría en tu cuero cabelludo. Tercer paso: comenzar a producir un movimiento vertical, desde las raíces del pelo hasta las puntas, haciendo introducir los mechones de pelo entre los pernos del cepillo. Tales pernos tienen pequeñas extremidades redondas que hacen más fácil desenredar tu cuero cabelludo. Por último, tienes que ver tu cabello liso sin nudos para acabar de peinarlo. Cuando tengas todo esto ya hecho, podrás marcharte tranquilo/a a la calle luciendo un lindo cuero cabelludo.

VIÑETAS


Emilio y Azahara son dos amigos que quedaron para ir al campo. Quedaron a las 12:00 en la puerta de la casa de Emilio. Cuando llegaron al campo, se sentaron y Azahara preguntó Emilio:
- Ya que estamos aquí,¿ahora qué hacemos? Emilio respondió:
- Pues ahora mismo no se me ocurre nada.¿Te apetece trepar árboles?
- No
- ¿Y tirar piedras?
- No. Emilio empieza a pensar, y de repente se le ocurrió algo:
-¿Quieres que nos vayamos a comer al restaurante que está al lado de tu casa? Azahara empieza a enfadarse y a continuación le grita a Emilio:
-¿Me has hecho vestirme con ropa de deporte y zapatillas para sólo llegar aquí e irnos? Emilio contesta con tranquilidad:
- Es que no se me ocurre nada que podamos hacer aquí.Bueno, ¿nos vamos?
- Vale. Pero yo no me voy al restaurante, ya me voy a mi casa.
- Ok, hasta mañana.


MONÓLOGO INTERIOR

el-dedo-mourinho-el-ojo-vilanova.jpeg
Esto no debería de estar pasando. Es una aunténtica vergüenza. Al principio del partido todo ha comenzado con normalidad, no pensaba que fuese a ocurrir tal cosa. Pero a los pocos minutos han empezado a cometer faltas a propósito o sin querer, todo ha sido una tontería.Y ahora después saldrá todo este escándalo en noticias,programas especiales, etc. ¡Una verguenza! Yo no quiero saber nada de todo lo que estoy viendo. Mou se ha comportado malamente al meterle el dedo en el ojo a Tito Vilanova, sin que éste tenga culpa de nada. Pero Tito Vilanova tampoco debería haber reaccionado así. Pero reconozco que si Mou me hubiera hecho lo mismo reaccionaría igualmente porque es un acto muy feo. En la rueda de prensa Mou no reconocerá su error y echará la culpa a Tito Vilanova, al igual que Tito Vilanova. Actúan sin pensar en que nos pueden sencionar, y eso es malo para los dos equipos. Ninguno queremos eso. Lo que sí estamos seguros de que lo que queremos es ganar, pero haciendo estas cosas ni se gana ni se pierde. Todo se demuestra en el campo, jugando legalmente y sin tener la intención de hacer daño al equipo contrario. Creo que hay gente que no se entera de eso. Tampoco estoy de acuerdo con la competencia que tienen estos equipos, yo diría que son iguales que otros equipos, pero a diferencia de ellos, no se inicia la pelea ni tienen la intención de cometer faltas. Salen al campo a jugar, y sólo les importa llegar a la portería y convertirse en unos competidores complicados.

ANDREU MARTÍN Y JAUME RIBERA


Estas respectivas personas son psicólogo y periodista. Se conocieron escribiendo algunos guiones de cómic para la editorial Bruguera. Jaume Ribera empezó después que Andreu Martín; ya que éste llevaba algún tiempo y era el guionista estrella de la casa. Un día en un restaurante de Barcelona decidieron crear un personaje, que se llamaría Flanagan, que sólo iba a protagonizar una única novela. Pero toda la historia de Flanagan no se quedó en sólo una novela, siguieron creando novelas y novelas.También forman un tándem que ha escrito un montón de libros y doce de ellos protagonizados por el joven detective Flanagan. Algunos de sus libros son: No pidas sardinas fuera de temporada; Todos los detectives se llaman Flanagan; No te laves las manos, Flanagan;Flanagan de luxe; Flanagan 007,etc. Sobre el título No te laves las manos,Flanagan pienso que Flanagan no piensa en ningún momento meterse en problemas a pesar de que es un detective. Él solamente se ocupa de espiar y que aunque se interese por los problemas de su alrededor no se mete.

RELATO DESDE UNA FOTO


deportista.png
Marcos es un joven deportista de unos veinticinco años aproximadamente.Su trabajo consiste en traducir obras a distintos idiomas y sus ratos libres los ocupa en jugar al tenis. Un día, al finalizar su trabajo fue derecho a su casa solamente pensando en descansar. Mientras dormía sonó su móvil. Era un amigo, su compañero de juego. Le propuso la idea de pasar esa tarde jugando a tenis en el lugar de siempre. A pesar de lo cansado que estaba, pensó:"Es muy larga la noche y muy corta la tarde. Las noches están para descansar. Esta tarde jugaré a tenis". Decidió salir a jugar con su compañero. Cuando estaba jugando, del simple cansancio, miró la pelota y le dijo al compañero:
-La pelota es como un melón-coca. El compañero se sorprendió,pero como sabía que estaba cansado,no le dio importancia. Llegó la mañana siguiente, con la misma rutina, pero ese día le sucedió una cosa. Iba camino al trabajo por el mismo recorrido de siempre, pero visualizó algo extraño al fondo. Era como una gran manta estirada a lo ancho del camino. A él le extrañó, jamás había visto nada semejante a lo que veía ahora. Detrás de esa pancarta se encontraba un gran grupo de gente que murmuraban bien alto. Cuanto más se acercaba, más gente veía. Se acercó apresuradamente y por fin, entendió todo aquel escándalo. ¡Todo su barrio se había concentrado para darle una sorpresa! Se acercó, dio las gracias a todos y dijo en voz alta:
- Muchísimas gracias por este gran regalo. Ahora mi día será perfecto gracias a vosotros/as. ¡Gracias por vuestro apoyo!
Marcos siguió como un día cualquiera.Cuando iba hacia su casa, se dijo a sí mismo: "tanta gente parecía un gran hormiguero". Ese día Marcos jamás lo olvidará. Fue un día grande.

MI PRIMERA EXPERIENCIA CON LA MUERTE


Tristemente, mi primera experiencia con la muerte fue la de un familiar. Todo ocurrió muy rápido. Era un dia tan normal como los otros, hasta que mi madre, con la mayor delicadeza que pudo, me dio la triste e inesperada noticia. Al escuchar la noticia mi humor, que estaba en un extremo, pasó al contrario en milésimas de segundos. El mundo se me venía encima. Eso no podia haber ocurrido.
Me preguntaba siempre una cosa jamás comprendida: ¿Por qué a esa persona? La típica pregunta que todos nos hacemos cuando experimentamos la muerte de alguien. El día se convirtió en gris, con una enorme tormenta. No me lo terminaba de creer. Tristeza, dolor, coraje, impaciencia, dudas... Cosas extrañas, jamás vividas y que casualmente me tocó vivirlas ese mismo día. Desde aquel momento comprendi muchas cosas que en ese momento no compredía porque, para comprenderlas, tenías que vivirlas, pues al vivirlo, comprendí todo.
Pasaron días y las ganas de tener soledad no se iban. Quedaban en mi recuerdo todos esos momentos vividos junto a esa persona.Se dice que "no valoras a algo/alguien hasta que lo pierdes", una frase totalmente cierta. Tardé muchos dias para entrar en razón de lo ocurrido. Durante días me sentía débil, sin ganas de nada, ni de sonreír ni de pasarlo bien. Me costó aceptarlo. Cuando me encontraba en lugares donde habían transcurrido todos esos recuerdos grabados en la mente, volvía a pensar que todo aquello era una pesadilla, y esperaba la llegada de esa persona. Lo mejor fue que todos me apoyaron de todas las maneras que podían, y que gracias a estas personas, fue más fácil dejar el sufrimiento en el pasado o que se quedara en el camino. Aparte de esta experiencia he tenido varias, no solamente de familiares, pero sinceramente ésta fue la primera que más me marcó.


MI NOMBRE

Alba es un nombre femenino que proviene del latín. Su significado es "blanca y refulgente como la aurora", "primera luz del día". Mis padres me pusieron ese nombre porque apenas era pronunciado o conocido, además de que era corto y no le sacarían ningún diminutivo. Estoy contenta con mi nombre y no me gustaría cambiarlo porque me gusta su significado. Además, estoy totalmente de acuerdo con mis padres. Si no me ponían Alba, ahora mismo me llamaría Blanca. Este nombre tampoco me importaría, no tendría ninguna queja ya que significa "pureza" y "brillante", y proviene del latín.

MI CANCIÓN FAVORITA


El compositor es Dani Martín, al igual que el autor. Esta canción pertenece al disco Zapatillas-El Canto Del Loco, publicado en junio de 2005. Mi canción favorita es esta, ya que cuando la escuché me identificaba con la letra. Los sentimientos que se expresan en esta canción me hicieron recordar que yo estaba sintiendo esos mismos sentimientos hacia una persona. Aparte de que Dani Martín es mi cantautor preferido, tanto que lo sigo desde varios años y me hago con todos sus discos. También tiene un valor sentimental, ya que se la dediqué a una persona muy especial, que llegó a mi vida sin ser nada y se ha convertido en todo.


Siempre he estado pensando cómo agradecerte,
cómo hacerte el regalo más grande más fuerte,
haberme dado todo lo que tienes, y si es así es así,
has perdido tu tiempo por mis ilusiones,
y cambiaste llorar por luchar en mi nombre,
por buscarme un lugar donde fuera valiente,
para ser feliz conmigo mismo.
Por ti lucharé por todo el cariño que has puesto conmigo,
por todo tu tiempo por haber querido tenerme contigo,
y por tu calor,y por tanta magia me quedo contigo,
y por tu calor,y por tu carisma te llevo conmigo.
Siempre me has demostrado que eres como un milagro,
algo tan especial que siempre me ha arropado,
y le has ganado a mi pulso al que te haya retado,
y si es así es así.
Por ti lucharé por todo el cariño que has puesto conmigo,
por todo tu tiempo por haber querido tenerme contigo,
y por tu calor, y por tanta magia me quedo contigo,
y por tu calor,y por tu carisma te llevo conmigo.


EL PRISIONERO

A todo el mundo le ha pasado, todos nos hemos sentido prisioneros alguna vez, unos más que otros y de diferentes maneras, pero todos lo hemos vivido.A mí me ha ocurrido muchas veces, pero estar prisionera, pocas.Yo no me sentía prisionera por estar encerrada en algún sitio por castigo, sino por esos sentimientos que no pude expresar. Mi problema era que cada vez que veía a esa persona por la que experimentaba diferentes sentimientos, la miraba, me tragaba todo eso que le quería decir. Era incapaz. Pensaba que algún día debía de ocurrir, porque las ganas de contar esos intensos sentimientos eran enormes. Él se acercaba junto a mí, y yo muy decidida pensé en que era el momento adecuado, pero otra vez ocurrió, no pude. El mundo se me venía encima cuando estaba junto a él. Una especie de nerviosismo, cosquilleo y miedo me recorrían de arriba a abajo, de cabeza a pies. Pero algún día tenía que decírselo. Llegó esa tarde que me sentía lo bastante valiente para dar ese paso, ilusionada. Esa ilusión que me ayudó a, después de tanto tiempo, decirle todo aquello.

CANTIGA: ISAAC Y ALBA




Desde que te vi, no hago más que pensar en ti.
Siempre voy a estar a tu lado.
¡Qué contentos estamos!
Desde que te vi, no hago más que en ti pensar.
Siempre voy a tu lado estar.
¡Qué contentos estamos!
Siempre estaré a tu lado.
Me falta un pedazo de ti.
¡Qué contentos estamos!
Siempre voy a tu lado estar.
Me faltó un pedazo de ti.
¡Qué contentos estamos!

PORTAFOLIOS, PRIMERA EVALUACIÓN


En este primer trimestre hemos realizado diferentes trabajos, que nos han servido para mejorar en un aspecto o en otro. Unos trabajos me han gustado más que otros y pienso que me han enseñado a escribir mejor y con menos dificultades. Las actividades que más me han gustado son en las que he tenido que pensar y reflexionar sobre mis sentimientos o pensamientos sobre algún tema concreto. Estos trabajos son en los que he notado una mejora en mi escritura. Los que menos me han gustado y me han aburrido más son en los que no he tenido que expresar ninguna opinión propia o pensamientos personales, sino que he realizado un trabajo de datos sobre algo o estadísticas. A continuación, nombraré los trabajos que más me han gustado y que me han servido más:
- Mi comentario personal sobre el relato de Julio Cortázar.
- Relato personal de instrucciones de cómo peinarse, similar al de Julio Cortázar.
- Texto dialogado sobre las viñetas de una actividad del libro.
- Monólogo interior de Tito Vilanova y Mourinho, (apartado Dedos).
- Relato desde un personaje elegido.
- Mi primera experiencia con la muerte.
- Reflexión sobre mi nombre.
- Mi canción favorita unida al comentario.
- Cantiga realizada con mi compañero Isaac.
- Portafolios de la primera evaluación.

Los trabajos que menos me han gustado:

- Biografía de Julio Cortázar.
- Relato ''Instrucciones para dar cuerda a un reloj''.
- Biografía de Andreu Martín y Juame Ribera.

CORRECCIÓN

Que, más, expresar, continuación.

RELATO: DAME 15 DÍAS


Tres hermanas, llamadas Cloe, Flor y Centella, se quedaron huérfanas. Su madre falleció cuando ellas tenían pocos años, y su padre murió muy poco tiempo después. Pero ellas no tenían una edad suficiente para asumir responsabilidades propias, de tal modo que su tutela recayó en manos de su tío Derek. Convivían con Derek en una humilde cabaña. Anteriormente, pertenecían a la alta sociedad, pero ahora pertenecían a una categoría social baja. Esto sucedió debido a que a pesar de que la herencia de sus padres pertenecía a las tres hermanas, su tío la derrochó en otras actividades. Derek las trataba mal; sin embargo, ellas lo trataban con un elevado respeto. Cada una de ellas tenía sus estudios bien preparados, pero ninguna llegó a realizar ninguna carrera. Al tiempo su tío cayó en una grave enfermedad y falleció. Ya eran bastante mayores para no seguir dependiendo de alguien. Pero, por desgracia, su tío dejó su tutela a un conde, el conde de Inglaterra. Las pobres niñas, indignadas, se negaron rápidamente, ya que no conocían a ese joven. Durante un tiempo convivieron solas en la cabaña de siempre, hasta que un día en el que las tres niñas se encontraban bordando, llamaron a la puerta. Era el conde. Abrieron la puerta, pero al ver que era un extraño, trataron de cerrar de inmediato. El conde, para impedir que cerraran, introdujo su pie entre la puerta y el marco de ésta. Empujó la puerta y obligó a las tres chicas a que lo dejaran pasar. Él las observó y se presentó ante ellas.

- Soy el conde de Inglaterra. Recibí vuestra tutela al fallecer vuestro tío Derek. Lo lamento, era un buen hombre.

Las damas no interrumpieron ese silencio que se dilató durante varios segundos. El conde prosiguió dirigiéndose a Cloe.

-Vos debéis ser Cloe y aquellas, tus bellas hermanas, Flor y Centella. ¿Acaso me equivoco?

-No, nos ha nombrado correctamente. Respondió Cloe que era la más autoritaria de las tres.

-Pero, ¿cómo vos ha acertado nuestros nombres sin conocernos?

-Ya os conocía mucho antes.

Las hermanas se quedaron pensativas y sin tener nada que decir. El conde habló:

-Bueno, ya que sé quiénes sois, hermosas mujeres, y también me conocéis. ¿Me permitís entrar en vuestra humilde casa?

-¡Qué descaro! No tenemos tanta clase como vos, si quiere presumir de ella. Váyase a molestar a otras familias. Nosotras nos apañamos solas y no necesitamos a nadie que esté pendiente de nosotras. El conde sonrió cortésmente y agregó:

- Ni siquiera tenía esa intención. Jovencitas, ya sé que no queréis estar a mi cargo, pero por ello vengo. Quiero hablar sobre este asunto con vosotras.

- Déjale pasar, Cloe. Al fin y al cabo, este asunto se tendrá que resolver- murmuró Flor.

Se sentaron cómodamente en los enormes sillones que estaban enfrente de una chimenea. El conde les explicó que a él también le cogió por sorpresa saber que tenía tres tuteladas y que a pesar de eso, estaba de acuerdo. Las tres hermanas rechazaban que el conde se ocupara de ellas. Prosiguió hablando el conde, haciéndoles saber las ventajas que lograrían al estar a cargo de él:

- Yo, siendo quien soy, os devolvería a la alta clase que antes teníais. Seguiréis con vuestros estudios incluso en grandes universidades y lo más importante, una casa digna.

- Nosotras estamos bien tal como estamos. No necesitamos ni queremos su dinero.

Las mujercitas mentían. Sabían que todo eso era muy importante para ellas y valioso, aunque en el fondo no les importara demasiado. Hubo un duro silencio. El conde lo rompió:

-Pero seguiré el ejemplo de vuestro tío. Yo seré quien elija vuestros maridos.

Ellas se negaron rápidamente. No se dejarían casar con nadie a quien no amasen. El conde continuó:

-Sé que ahora no aceptaréis mi condición. Por eso, dentro de unos días volveré para recibir una respuesta.

-Nuestra respuesta no cambiará- le respondió con genio Centella. Cuando el conde se marchó, las tres hermanas siguieron sentadas intentando llegar a un acuerdo. Finalmente, decidieron que no aceptarían la propuesta del conde. Al pasar unos días, tal como el conde prometió, se presentó de nuevo en la casa de las hermanas. Hablaron tranquilamente con una copa de whisky, y les comunicaron que estaban completamente en contra de que fuera el conde su tutor. Cloe les pidió a sus hermanas que la dejasen, a ella y al Conde, unos instantes solos. El conde le preguntó a Cloe:

-¿Tan poco os importa vivir en estas circunstancias pudiendo hacerlo en otras mejores?

-Si nos importa, pero, definitivamente, nos negamos a que nos elija nuestros maridos y a ser obligadas a casarnos.

-Quiero que acepte una propuesta, solo entre usted y yo.

Cloe dejó caer el silencio. Por tanto, prosiguió el conde.

-Si te conquisto en quince días, te casarás conmigo. Por el contrario, si no lo consigo, no seré vuestro tutor.

Cloe aceptó creyendo que era imposible, ya que al joven no lo conocía de nada e iba a necesitar mucho tiempo para conquistarla. El conde, muy satisfecho de haber llegado a un acuerdo, marchó a su palacio. Día tras día, Cloe y el conde pasaban muchas horas juntos. Mientras, las hermanas de Cloe se encargaban de la escuela donde ellas mismas daban clase, y todo gracias al conde. Cloe, ya preocupada por sus sentimientos, no pensaba que fuese imposible que el conde la conquistara en solo quince días. Cada vez que lo miraba, extraños sentimientos recorrían su cuerpo. Su mirada oscura la inquietaba, pero a la vez se fundía en ellos por ese calor que estremecía su cuerpo. El rizado pelo negro, donde se le enredaban sus dedos. Cada día le obsequiaba con distintos detalles, y cada vez quería tener al Conde más cerca.

Una tarde los dos se reunieron en la habitación de Cloe. Se dejaron llevar, hasta acabar sus cuerpos fundidos. Eran definitivos los sentimientos que sentían el uno hacia el otro. Tuvieron que contarle a Flor y Centella todo lo que estaba ocurriendo entre ellos. Al principio empezaron a regañar a Cloe por haber aceptado la propuesta, pero cuando Cloe les explicó todo, ellas lo comprendieron. Cloe aceptó esa propuesta precisamente porque pensaba que era imposible caer a los pies del conde y así las tres hermanas quedar sin ningún tutor. No salió tal como lo había previsto, pues Cloe se enamoró del Conde.

Al cabo de varios meses Cloe y el conde se unieron en matrimonio. Cloe y sus hermanas se trasladaron a palacio, junto al conde. Cloe pasó a ser Condesa; Flor y Centella,damas de palacio.

CORRECCIÓN

Pocos, muy poco tiempo después. Pero, suficiente, su, derrochó, alguien. Por, un conde, el conde, que, conde, ésta. Empujó, y obligó a, dilató durante, debéis, sé quiénes, tutorandas, rechazaban que el conde, sé, aceptaréis, whisky, elija, acepte, usted, conquistarla, recorrían, al, eran definitivos, propuesta, les.


CARTA DE AMOR: DIECINUEVE


Dichoso día en el que me enamoré de su sonrisa, perlas brillantes que deslumbran; su pelo, suaves lingotes de oro; su mirada... se dice que “todo se dice con la mirada”, pero tú ese día solo observabas.
Un día destacado y especial, 19 de octubre de 2011, tenía que decirle algo que hace tiempo sentía. Era un huracán de sentimientos que ni los hechos ni palabras podían describir. Me acercaba a él con la intención de dar un paso que marcaría mi vida, pero al observar su rostro, salía una tonta sonrisa de mi cara. Era complicado, ya que jamás había pasado por una situación parecida.
Los dos solo reíamos, sin nada que decir. A través de caricias, besos, miradas, nos demostramos parte de los sentimientos, pero no conseguíamos transmitir todo aquello que sentíamos el uno por el otro. Paseamos durante bastante tiempo agarrados sin decir nada, intentando poner yo en orden todo lo que había en mi cabeza.
Al llegar a un parque, empecé a recordarle todos los momentos únicos que había compartido junto a él. Después de unos minutos, fluyeron a mi boca todas aquellas palabras que anteriormente era incapaz de pronunciar. Él, tan solo, me puso su dedo sobre mis labios reclamando silencio. Nos miramos fijamente y nuestros ojos declararon el amor que sentíamos.
Actualmente, ya pasados tres meses y quince días, el amor cada vez es más fuerte y más difícil de describir. Todo lo que siento a su lado hace que llegue a las estrellas, volar y tener un mundo mágico. Aunque mis días estén negros como el carbón, sabe sacarme una sonrisa y me ha apoyado cuando la luna no iluminaba mi camino. Hace meses era un sueño estar a su lado y, por fin, después de pasar por momentos donde el daño se hizo dueño de mí, se ha cumplido.
No quiero pensar en el día que me falte, ya que sin él soy como un árbol al que le faltan sus hojas, mi río no correría como siempre e incluso no brillaría mi sonrisa eternamente. Mis sentimientos de entrega, de devoción, de admiración, de necesitarle cada segundo se desvirtúan de tanto repetírselo una y otra vez. No le amo en pasado, no le amo en presente ni tampoco en futuro, es un amor sin tiempo, no tiene distancias, es simplemente amor puro.
El amor puro cargado de ilusiones, lleno de sueños que ya se cumplieron al conocerlo. Te amo, dos palabras que forman una sonrisa en sus finos y carnosos labios, como dos cielos llenos de colores reflejados en sus ojos, como dos palabras infinitas que no deben dejar de sentirse. Amarle en realidad es un premio, desconozco si lo merezco, pero lucho por ello.
Es un premio, es un regalo que cualquier persona debería recibir, pero que solo tengo yo. He caminado mucho por un camino estrecho para llegar hasta él. Suelo darle las gracias por ser como es y por como soy yo cuando estoy con él, todas sus risas siendo yo la razón de ellas, y por infinitas razones más. Él no sale de mi cabeza, ni cuando duermo cada noche, pues no me olvido de que también aparece en mis sueños. Me arropa del frío, me regala su verdad y su cielo, sinceramente ya no quiero otros besos. Solo deseo decirle día tras día, que es la suerte de mi vida.

CORRECCIÓN

Su, su mirada... se, octubre, decirle, él, solo, necesitarle, repetírselo, darle, pues no, ni cuando, solo deseo decirte.

POEMAS SUELTOS,Nº 62


Tengo miedo a perder la maravilla
de tus ojos de estatua, y el acento
que de noche me pone en la mejilla
la solitaria rosa de tu aliento.

Tengo pena de ser en esta orilla
tronco sin ramas; y lo que más siento
es no tener la flor, pulpa o arcilla,
para el gusano de mi sufrimiento.

Si tú eres el tesoro oculto mío,
si eres mi cruz y mi dolor mojado,
si soy el perro de tu señorío,

no me dejes perder lo que he ganado
y decora las aguas de tu río
con hojas de mi otoño enajenado.

POEMA Nº 55, (GACELA 11)



Por el arco de Elvira
quiero verte pasar,
para saber tu nombre
y ponerme a llorar.
¿Qué luna gris de las
nueve
te desangró la mejilla?
¿Quién recoge tu semilla
de llamaradas en la nieve?

¿Qué alfiler de cactus
breve
asesina tu cristal?

Por el arco de Elvira
voy a verte pasar,
para beber tus ojos
y ponerme a llorar.
¡Qué voz para mi castigo
levantas por el mercado!

¡Qué clavel enajenado
en los montones de trigo!
¡Qué lejos estoy contigo,
qué cerca cuando te vas!

Por el arco de Elvira
voy a verte pasar,
para sentir tus muslos
y ponerme a llorar.

LAZARILLA


Hace 15 años mis padres recibieron la noticia más importante de sus vidas. Mi madre iba a tener gemelas: mi hermana y yo. Prepararon todo llenos de ilusiones, pensando en lo mejor para nosotras. Llegó el día en el que llegamos a esta vida, llorando, rodeadas de tantos médicos y máquinas, pero nos esperaba una vida nueva.
Al pasar los años mis padres se ocuparon de nuestra formación y cuidaron de nosotras, pero todo fue cambiando. Empezaron a tratarnos de maneras diferentes, con preferencias, solo atendían a mi hermana. A mí me ignoraban y por más que pedía atención no la obtenía.

Mis padres tenían peleas constantemente y pasaron por una crisis matrimonial que desembocó en su desaparición. Aunque no lo parecía, a mí me afectaba más que a nadie, estaba sola en ese asunto. No podía contarle a nadie todo lo que pensaba y sentía, tuve que enfrentarme sola a todo lo sucedido. Mi hermana se quedó conviviendo con mi madre, por lo que a mí me tocó con mi padre. Económicamente, no estábamos muy bien, pero lo sobrellevábamos juntos.

Cuando tenía solo 6 años, me enfrentaba diariamente con mi padre por diferentes cosas. Él empezó a tratarme con desprecio y llegó a pegarme. Algunos meses recibía cartas de mi hermana luciendo la suerte que tenía al haberse quedado con mi madre. Ellas eran ricas, vivían en un enorme piso situado en el centro de la cuidad. Yo, lógicamente, la envidiaba. Deseaba tener todo aquello que ella tenía y yo no. No comprendía esa diferencia.

Las peleas con mi padre proseguían hasta que un día pensé un plan. Dos días después escapé de mi casa buscando algún lugar para ser feliz. Pasaba hambre, no tenía dinero ni donde pasar las noches, pero jamás pensaba en volver a casa con mi padre. Llegué a una posada donde tenían un cartel que decía: BUSCO MUJER PARA LA LIMPIEZA. Estaba acostumbrada a llevar las tareas de la casa, así que me propuse entrar a ocupar ese puesto de trabajo. Las jefas me miraban de arriba abajo y pusieron cara de horror. Les conté que estaba interesada en el trabajo que daban, pero vi que no estaban interesadas en hablar conmigo. Me dijeron que no querían que la posada oliera al mismo olor de mi cuerpo y me echaron.

Anduve entre calle y calle sin saber mi destino, pensando lo que debía hacer. Llegué a un río que había por allí cerca y empecé a lavar y lavar mi ropa. Descansé y, de nuevo, me puse a caminar. Pasé por un mercado donde por suerte pude coger muchos alimentos (fruta, verduras y especias). Los guardé en mi pequeña mochila que me acompañaba y pocos pasos de pasar el mercado, me senté a disfrutar de todo aquello.

Una mujer que pasó por allí por suerte me vio. Se llamaba Elsa. Preguntaba y preguntaba, y con cara triste me propuso llevarme con ella a su casa. Yo acepté sin pensarlo. Vivía sola. Quizás me ha propuesto establecerme en su casa porque se encuentra sola al igual que yo, pensé. Me dio ropa nueva y calzados. Elsa llevaba entre manos un campamento que se encontraba a las afueras de la ciudad. Los meses de verano vivía allí, junto con otros monitores y multitudes de niños y niñas.
Le conté las desgracias que me habían ocurrido a lo largo de esta vida tan injusta. Ella, con el corazón hecho pedazos, me dijo que se ocuparía de mí y que iba a ser la madre que nunca tuve. Empezaba a ver la vida de diferente color. Tenía ilusiones por cumplir, sueños en los que nunca pensé que podían cumplirse. El sueño de tener a alguien que me acompañe, me escuche, me apoye, me quiera, me respete y, sobre todo, tener a una madre con la que compartiría todo. Ese sueño ya se ha cumplido. En verano me fui con ella al campamento del que tanto me hablaba y conocí e hice muchos amigos con los que me pasaba las horas muertas haciendo gamberradas y riéndome.

Elsa conoció a un chico que a mí me parecía que era el príncipe azul de su cuento de hadas. Se llamaba Jesús. Me contaba todo lo que hacían en sus citas y sus grandes sentimientos hacia el chico. Pasaron años, ya tenía 19 años. Elsa y Jesús seguían viviendo aquella historia tan perfecta y me dieron la sorpresa de que se iban a casar. Juntos formamos una nueva familia donde la felicidad rebosaba. Nunca quise saber más de aquel pasado infeliz y de mi pasada familia.

CORRECCIÓN

Constantemente, desembocó en su desaparición, sola, llegó, donde, nunca.

DESCRIPCIÓN DE MI HABITACIÓN

Sin entrar en mi habitacón, mirando desde la puerta, enfrente, tapando la ventana, cuelga del techo una cortina naranja con el extremo inferior hecho un nudo. El nudo es el instrumento que inventó mi madre, para que, así no arrastre. La tela es rugosa. Su colorido coincide con gran parte de los objetos de la habitación: digamos que hay poco juego de colores.
Bajo esa tela que impide pasar directamente la luz, se encuentra mi cama, y yo, tumbada sobre ella mirando hacia el techo tan blanco. El cabecero tiene mayor altura que el piecero. Es todo de madera pura. El tierno y cómodo colchón está tapado por capas de sábanas hasta llegar a la última. Esta última es de color celeste y blanco, formando lineas verticales. En los pies de la cama se encuentra una manta naranja, doblada varias veces, para esas noches de frío.
Con solo estirar el brazo derecho, toco mi mesilla, que a la misma vez, también es mi escritorio. Es de grandes dimensiones, por lo que, no es la típica mesita de noche. También, es del mismo tipo de madera que la cama. La parte superior es verde, junto con los pomos de los cajones. En el interior de los cajones guardo poca cosa: nisutería, pequeños álbunes de fotos, ropa interior, y no mucho más. Sobre la mesilla-escritorio está mi lamparita, la tulipa de naranja y de 30cm de alto.
Desde aquí, enfrente de mí, observo el armariodiseñado con dos puertas y, abajo, dos cajones. Al igual que la mesilla-escritorio, los pomos son verdes. La madera es como la de mi cama y la mesilla-escritorio, ya que los tres muebles fueron comprados en el mismo sitio. El armario tiene varias flores en las puertas, pero no están pintadas. Son flores de pegatina compradas en la tienda Casa. Son bastante coloridas. En el interior de las puertas guardo toda mi ropa, y en los cajones, sábanas y pijamas.
A su izquierda, por tanto, lo puedo visualizar desde mi cama, está un enorme espejo, con 2m de altura y 0,5m de ancho. Ahí es donde me miro de arriba a abajo, me pinto y me doy los últimos retoques antes de salir.

AUTORRETRATO

No todo el mundo es igual, pero pequeñas cosas nos unen. No me considero perfecta, ni intento serlo, me quiero tal y como soy. No tengo gran altura, no sobrepaso 1,58m, pero la altura no es que me importe mucho. Mi cabello tiene un colorido extraño. Antes, era rubio muy claro, pero cuando han ido pasando los años se ha ido transformando a otro color, rubio oscuro. Mis ojos no son grandes, pero tampoco pequeños, de color verde. Con la mirada lo puedo decir todo, e incluso nada. Callo, y miro con atención, más vale ver que oír. Las pestañas, medianas, a la hora de echarme rimel, me cuesta alargarlas. Labios finos y carnosos, me gusta pintármelos de rojo, al igual que las uñas. Dientes perfectos, aunque eso es ahora, antes tenía aparato y todo cambió.
Mis manos son pequeñas, con largos y finos dedos, las uñas, difíciles de pintar, porque mis nervios acaban con ellas. Calzo un 36-37, depende si el zapato es plano o de tacón. Me gusta mantenerme en forma y mantener mi talla S. Si gano peso, inmediatamente recurro al deporte. Me gusta reír y que me hagan reír. Aunque todo vaya mal, siempre me verán reír.
No soy celosa: simplemente es miedo a perder algo. Hay veces que me quedo muda, solo veo y escucho, con los detalles, y también muchas veces me ha tenido que callar. Cojo las cosas al vuelo: debo reconocer que cuando me pillas en mis dias agotados, no cuentes conmigo para ironías. Si pasas bastante rato a mi lado, descubrirás mi lado pegoso, pero nunca llego a descubrir ese lado de mi carácter. Cuando me llevan la contraria, me indigno y me enfurruño: pero soy de esas personas que reconocen sus errores y piden perdón; a la vez, yo también se perdonar. Me gusta más el verano que el invierno, tiene muchas ventajas: ropa ligera, sin clases, se hace de noche más tarde, siempre tienes el tiempo libre,etc. Soy simple y sencilla, pero no fácil de conseguir.

MAPA DE LA EXPOSICIÓN DE FEDERICO GARCÍA LORCA


Ver federico garcia lorca en un mapa más grande


EL SÍ DE LAS NIÑAS (COMENTARIO)






Poemas de Federico García Lorca



Soneto de la dulce queja

Gacela nº 11


ENTREVISTA A DOÑA FRANCISCA


Alba: Hola, Paquita, ¿le importaría responderme a una serie de preguntas? Seré breve.

Doña Paquita: Hola, Alba. Por supuesto, te responderé a todas tus dudas.

Alba: Tu madre ha decidido a casarte con Don Diego, a pesar de tu corta edad para el matrimonio. Ella piensa que tienes la obligación de contraer matrimonio a corta edad, ¿piensas igual que tu madre?

Doña Paquita: En la época en la que estamos es normal casarse con mi edad, si tienes la oportunidad de casarte y si no lo haces, eres mal vista por la gente. Si fuese otro tiempo, las cosas serían muy diferentes, hasta podrías elegir marido.

Alba: ¿Este tema ha llegado a enfrentarte con tu madre?

Doña Paquita: Realmente, no. He callado y escondido muchos sentimientos. Esto es lo que me ha llevado a no tener ese tipo de enfrentamientos.

Alba: Don Diego ha insistido mucho durante tiempo en que tú misma le contases todo lo que sentías, y que tu madre no hablase por ti sin saber tu real pensamiento. Tu no te atrevías a sincerarte totalmente con él, ¿era por miedo a la reacción que hubiera tenido tu madre o por no desilusionar al mismo Don Diego?

Doña Paquita: Por ambas cosas. Don Diego siente mucho por mí y está muy ilusionado. Le dolería mucho contarle la verdad: mi conciencia no estaría tranquila. Mi madre empezaría a llorar y se pondría muy enojada y me llevaría de nuevo al convento. Sería un paso muy difícil de dar: haría daño a ambas personas.

Alba: Rita, tu sirvienta, para ti no solo era una simple sirvienta, ¿verdad?

Doña Paquita: ¡Por supuesto que no! Rita se ha preocupado por mí como si fuese su niña. Me ha sabido comprender cuando mi madre no fue capaz. Me ha aconsejado y ayudado en todo lo que necesitase. Nunca he dudado de su palabra. Nos contamos algún tema interesante y nos escuchamos atentamente. Me ha hecho muchos favores. Incluso se ha arriesgado a cualquier enfrentamiento con mi madre. Ella ha guardado todos los secretos que le he contado. Hace años y años que es de la familia.

Alba: Si discutieses con Rita, ¿piensas que sería capaz de descubrir tus secretos?

Doña Paquita: No. De todas formas ella se vería afectada, porque sería su palabra contra la mía y naturalmente, mi madre me daría la razón sin pensarlo.

Alba: Don Carlos (o Félix) te mintió al no decirte su verdadero nombre. No he visto que le concedas mucha importancia a saber que su verdadero nombre era Don Carlos ¿No les ha dado importancia?

Doña Paquita: Su importancia tiene, pero mis sentimientos hacia él me hacen olvidarlo. Me hubiera gustado que, desde el principio, me contase todo.

Alba: Has tenido varios encuentros con Don Carlos, ¿crees que te ha valorado y respetado adecuadamente?

Doña Paquita: ¡Como un caballero que es! Se ha preocupado por mí y creo que ha dado todo por verme a escondidas, con el peligro de que le pillase su tío. Pienso que no solo me quiere por saber como mantener una casa, sino que le gusto yo misma sin tener en cuenta todo aquello que sé.

Alba: Por último, quiero saber tu opinión sobre Don Carlos y Don Diego. ¿Con cuál de los dos estarías satisfecha por haberte casado?

Doña Paquita: Puff.. Una respuesta muy difícil. Teniendo en cuenta los sentimientos, en este caso me guiaría por Don Carlos, porque hacia Don Diego no siento nada. Por el aprecio, respeto y cuidado podría elegir a Don Diego, pero, finalmente, todos los votos serían para Don Carlos.

Alba: Bien pensado. Bueno, gracias por ser tan sincera y por haber respondido a todas mis preguntas. Adiós, Paquita.

Doña Paquita: De nada. Ha sido todo un honor. Adiós, Alba.